• Thu. Jul 16th, 2020

Usemos el instinto ,la intuicion y la inteligencia para resolver las piezas de PUZZLE

LA LUNA NACE DE LA DESTRUCCION DE FAETON, MARDUK O LUCIFER

Jueves 13 de Febrero 2020

¡Selamat Jarin! ¡Venimos una vez más con más que contarles! En los pasados mensajes, les hemos descrito algunos aspectos de nuestras operaciones de la flota y los cambios que ocurren en su realidad. Ahora quisiéramos enfocarnos en nuestros cuarteles generales en Marte y nuestra base en su Luna. Su Luna es una construcción artificial que se creó para ser una estación táctica especial unida a las flotas del imperio de Orión de la anterior alianza de Anchara. Formó la parte de la flota que conquistó su Sistema Solar hace aproximadamente un millón de años. El propósito de la Luna fue ser el coordinador principal de defensa del planeta anterior que estaba entre Marte y Júpiter. Cuando vinimos a liberar su Sistema Solar hace unos 900.000 años, este planeta y su Luna armada fueron una amenaza importante para nuestro éxito. Nuestra flota entrante desplegó un poderoso plan de batalla propio para destruir esta base del imperio Anchara y Orión; fue reducido a escombros y el resultado fue el cinturón de asteroides. La Luna de la batalla fue lanzada temporalmente a una órbita solar errática que discurre entre la Tierra y Marte, y finalmente, hace unos 25.000 años, fue colocada en su actual órbita como Luna de la Tierra.

Su Luna es una construcción única. Antes de que sufriera daños severos de la batalla, tenía una atmósfera espesa como la de la Tierra y varios océanos y mares. Esparcidas a través de estos mares había muchas masas de tierra pequeñas donde los ingenieros reptoides y dinoides crearon un ecosistema similar a los que se encuentran en las lunas de cualquier Sistema Solar administrado por humanos. El propósito que había detrás de esta formación de tierra fue disfrazar el propósito verdadero de esta esfera: debajo de esta chapa, la Alianza de Anchara había construido un globo metálico de una aleación especial de titanio cuyas características especiales no solo podían amplificar grandemente el escudo protector de camuflaje alrededor de las armas y de las estaciones de control principales que se hallaban en su núcleo, sino también mantener la ilusión de la Luna como un satélite benigno y absolutamente natural. Su interior albergaba dieciséis niveles que contenían laboratorios, centros de control y veinticuatro estaciones importantes de armas. Cuando la batalla planetaria de la Federación Galáctica reventó los cuarteles generales de Anchara, esta “Luna” hizo fuego y causó daños importantes a nuestro planeta de batalla. En la venganza que sobrevino, esta Luna de batalla fue dañada y lanzada seriamente a una órbita entre Marte y la Tierra.

Una vez en órbita solar, la Luna de batalla fue capturada y abordada por las fuerzas de la Federación Galáctica. Fue profundamente cicatrizada y quedó a la deriva. Más adelante, cuando los Atlantes y sus aliados de fuera del mundo decidieron hundir a la Lemuria, se recuperó esta Luna, se reinstaló parcialmente y se trasladó a su actual punto como poder para uno de los satélites naturales de la Madre Tierra, que se habían utilizado en la destrucción de Lemuria. Esta Luna fue utilizada hasta muy recientemente por los Anunnaki y sus aliados de la Alianza de Anchara como base orbital para observar y controlar lo que sucedía en la superficie de la Madre Tierra. La Luna se disfrazó ahora como un cuerpo orbital sin vida, pero por debajo de su superficie, la base interior había sido totalmente modernizada y organizada como nave nodriza que controlaba una gran flota oculta. Los remanentes de su anterior ecosistema exuberante se minaron para obtener los minerales y menas que se necesitaban para la renovación constante de la base y de su flota de naves espaciales. Luego a principios de la década de los años setenta, la Federación Galáctica añadió o se apoderó de una sección de esta base de la Luna interna, que luego sirvió como nuestro cuartel general primario aquí hasta principios de los años noventa.

Durante este tiempo, observamos que los Anunnaki, sus favoritos de la Tierra (su gobierno secreto), y los elementos de la Alianza de Anchara trabajaban juntos para controlar su mundo y fomentar también la agenda oscura. Sus Maestros Ascendidos nos contaron que esta manipulación había ocurrido durante milenios, pero que ahora se acercaba a su final prescrito. La sincronización divina para esto es la primera década de su siglo XXI. Procedimientos y programas de diversas clases puestos ya en movimiento en su sociedad hacen este cambio inevitable, y nuestro papel en esto es movernos rápidamente cuando así lo dirijan ellos. Debíamos permanecer en el lugar y estar siempre listos para completar el Primer Contacto cuando sus Maestros Ascendidos nos dieran su ‘luz verde’. Nuestra sección de la base lunar estuvo bajo coacción constante por la Alianza de Anchara hasta mediados de la década de 1.990. Después los Anunnaki cambiaron de bando y nos ayudaron a asumir el control de toda la base lunar sin despertar suspicacias de la humanidad de la Tierra. La base unificada de la Luna se convirtió en el centro de nuestras operaciones terrestres.

La base de la Luna coordina un número de bases de la Tierra interna establecidas en las instalaciones que se crearon después de la caída de Lemuria por su sucesora, Agartha. Aquí supervisamos las actividades ocultas de las bases subterráneas de su gobierno secreto y mantenemos una vigilancia estrecha y continua de su mundo y del funcionamiento de los últimos remanentes de la oscuridad. Esta última cábala se observa de cerca ante cualquier posible trasgresión que pudieran intentar que vaya más allá de los límites establecidos por sus Maestros Ascendidos. Desde nuestra base lunar, podemos interpretar rápidamente sus maquinaciones y tomar contramedidas decisivas. No hace falta decir que impedimos que se manifestaran muchas de sus conspiraciones más peligrosas y atroces. Y mientras tanto su agenda desmedida y poco razonable había llegado a ser cada vez más evidente para muchos individuos y grupos poderosos de su sociedad global, permitiendo así a nuestros aliados de la Tierra almacenar nuevos asociados entre los que ahora desertan o abandonan esta cábala en masa.

Mientras que ciertas actividades importantes, tales como las anteriores, se orquestan desde la base lunar, nuestro centro de mando para toda la operación está en Marte, oculto dentro de la inmensidad de su interior. La constitución de Marte, según lo observado previamente, es totalmente diferente de lo que dicen los informes ecológicos ofrecidos por su ciencia. Esta mascarada engañosa se pensó para mantener su creencia de que están solos y que son los únicos seres sensibles en este Sistema Solar. Es parte de un extenso sistema de control para impedir que tropiecen con cualquier dato que pudiera alterar su opinión condicionada de la realidad. Sin embargo, existimos realmente y estamos muy cerca de completar un Primer Contacto con ustedes. Estos procedimientos incluirán una invitación para que ustedes viajen a las diversas bases e instalaciones vivas dirigidas por científicos de la Federación Galáctica. El personal en la base de Marte espera con ilusión reunirse con ustedes y mostrarles su disposición para la misión del Primer Contacto allí.

La base de Marte posee una operación en curso de formación de tierra. Esto está siendo ayudado actualmente por la hiperactividad cada vez mayor de su Sol cuyas llamaradas hacen que la atmósfera de Marte se haga viva. Su atmósfera superior se está ionizando, dando por resultado una acumulación de capas finas de láminas de plata que evita gradualmente que la radiación dañina penetre en la atmósfera más baja. Esto hace que sus cielos aparezcan más azules. Los niveles de vapor de agua en la atmósfera más baja han aumentado debido a que se derriten los campos de hielo cerca de las regiones polares. Los sismos de Marte más frecuentes están lanzando muchos gases y vapor de agua dentro de esta mezcla, y aceleramos la reconstrucción de su atmósfera superior y más baja reforzando muchas de sus características superficiales magnéticas.

Como pueden ver, esta misión de Primer Contacto tiene muchos aspectos, de los cuales los dos más importantes son las estaciones en su Luna y en Marte. Esta Luna está llena de implicaciones históricas. Sus dieciséis niveles, cada uno de los cuales tiene innumerables subniveles, albergaron una vez laboratorios y estaciones de prueba interminables donde sus anteriores habitantes llevaron a cabo una variedad de experimentos sobre sus antepasados, e incluso sobre ustedes. El horror de estos procedimientos oscuros todavía ensombrece muchos de sus niveles más bajos. Nuestra intención es, eventualmente, hacer de este lugar un monumento cuando se restaure el mundo que conocemos como Bellona. Este planeta más allá de Marte estuvo cuando se tramaron al principio muchos de los planes malévolos de la oscuridad para este Sistema Solar. Proponemos que este planeta y su quinta Luna tengan un monumento permanente colocado sobre ellos. Recuerden que, Juntos Somos Victoriosos.

Hoy, hemos echado otra ojeada a nuestras bases en su Luna y en Marte. Estas bases y toda nuestra flota del Primer Contacto aguardan su visita. Esperamos con ilusión las celebraciones que vienen con alegría. A este respeto, les invitamos a que permanezcan enfocados y confiados firmemente en su victoria inevitable. Ahora nos vamos. ¡Bendiciones, Queridos! ¡Sepan, en su corazón de corazones, que el suministro perpetuo y la abundancia infinita del Cielo es suya de hecho! ¡Selamat Gajun! ¡Selamat Kasijaram! (En idioma sirio, ¡Sean Uno! ¡Benditos en amor y alegría!).

Informacion y copyright por Sheldan Nidle .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *